miércoles, 20 de febrero de 2013

Del lado de acá




"Il faut voyager loin en aimant sa maison"
APOLLINAIRE, Les mamelles de Tirésias

Con esta cita comenzaba Julio Cortázar la segunda parte de "Rayuela". Y la quiero traer a colación para recuperar la publicación de entradas en mi blog, al cual tengo realmente un tanto descuidado. Ha pasado tanta agua bajo el puente en este último año, y el ritmo de los acontecimientos ha sido tan vertiginoso, que ya no he podido encontrar ese rato de tranquilidad por las noches, antes de dormir, como para sentarme a expresar lo que pienso, lo que opino, o comentar alguna alegría ocasional.
Hoy hace un año exacto desde que viajé a la Argentina para ver "cómo iba todo". Y resulta que ahora estoy escribiendo "del lado de acá". En medio de estos 365 días ha habido viajes, aviones, barcos, aduanas, burocracia, un concurso ganado en la Universidad, un nuevo medio profesional, el retorno, descubrimientos, nuevos colegas, emociones encontradas, etc., y un más largo etcétera aún de cambios en lo personal. 

Quisiera hoy retomar entonces este blog, y desde aquí, y con una mirada también siempre puesta allí, seguir comentando desde mi propio punto de vista acerca de libros leídos y arquitectura "pisada" y habitada.
 
Valga para terminar con esta "rentrée" otra frase del soliloquio inicial de Oliveira en Rayuela, devenido en mi libro de cabecera particular.

"Ya para entonces me había dado cuenta de que buscar era mi signo, emblema de los que salen de noche sin propósito fijo, razón de los matadores de brújulas"
Julio CORTÁZAR, "Rayuela", cap. 1

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los cambios son oportunidades sensaciones y motivaciones nuevas. A llenarse de lo nuevo. Recuerdos desde barcelona. Albert puig

Adrián MALLOL i MORETTI dijo...

Muchas gracias Albert! Un abrazo.