jueves, 10 de mayo de 2007

De creencias, imaginación, y otras yerbas...




Durante el viaje del Benedicto papa por Brasil, en fin, entre la indignación y el estupor que me producían sus declaraciones, no he podido dejar de pensar en esta escueta frase que pongo al final, que sugiere mucho respecto al mundo en que vivimos, incluída la política que nos toca sufrir. Hoy por hoy todo es "creencia": la religión, la política, el marketing; todo y todos intentan inducirnos a creer, pero nunca a CREAR, porque crear implica pensar. Y eso es peligroso... Ayer escuchaba al candidato del pp a la alcaldía de Barcelona vanagloriandose de que el sr. Sarkozy había decretado "la muerte del mayo francés", y que ellos en mayo del 2007 enterrarían para siempre no sé qué cosa... triste, muy triste.

"Una creencia es algo donde se está, algo previo, anterior al pensamiento. La idea, en cambio, se tiene, se adquiere". Ortega y Gasset

La imaginación al poder, carajo!





7 comentarios:

cacho de pan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cacho de pan dijo...

estimado amigo: por razones de edad podría sentirme más cercano al "mayo francés", aquel del 68, que a este que está sucediendo casi 40 años después. Sin embargo no es así. El tiempo pasa y sería patético que quisiéramos -e imposible que pudiéramos- fijarnos en una fecha determinada para el resto de nuestra vida. Muchos de los sloganes de aquellos días se han hecho realidad, aunque tal vez no de la forma que suponíamos, entre otras cosas porque los seres humanos somos precisamente eso y no ángeles o dioses.
¿La imaginación al poder? No podemos quejarnos. ¿A quién se le hubiera ocurrido en medio de las barricadas parisinas que pocos años después podría internarse en la biblioteca de babel que imaginara borges apretando una santa tecla de su ordenador? ¿Y pensar en que podría avisar a su madre para que no lo esperara a comer aquella noche porque lo estaban subiendo a un furgón de la policía y hacer la llamada con un pequeño aparato que llevaba (¡)en su bolsillo(!)?
El sexo también está por todas partes. ¿Libre? Todo lo que nuestra seducción, nuestra astucia o nuestro dinero puedan permitirnos. Podría extenderme muchísimo, pero temo que no me permitirán colgar el comentario.
Sólo una última cosa: no creo que la belleza pueda surgir de ningún vulgar ladrillo convertido, por obra y gracia de la rabia, en arma destructiva.

Fafner dijo...

Evidentemente no he vivido el mayo del 68 de primera mano ya que por aquellas fechas estaba muy ocupado llorando y chupando teta, por lo tanto mi referencia al mismo tiene más que ver con el mito, las ilusiones y las reivindicaciones que con la realidad de lo que sucedió. De todas maneras, no estoy muy seguro de hasta donde hemos avanzado: sí, hoy tenemos estos blogs, y mil cosas más que nos permiten expresarnos, pero está todo tan mercantilizado y mediatizado por los mass media que la creatividad brilla por su ausencia... basta con encender la TV una ratito, u hojear una revista "de actualidad". Y creo que la referencia a "la muerte del mayo francés" de ciertos señores apunta en un sentido que no tiene nada que ver con el sentido de superación que vos le das, sino con el enterrar definitivamente determinadas formas de pensar y hacer que no coinciden precisamente con las suyas. Ah, y estoy de acuerdo en que arrojando ladrillos no se arregla nada, pero tampoco quedandose de brazos cruzados pensando que todo está fenómeno, como intentan hacernos creer!

Fafner dijo...

Tenés razón en lo del ladrillo, estoy de acuerdo, así que decidí quitar el afiche en el cual aparecía.

cacho de pan dijo...

gracias por lo que me toca...ahora los ladrillazos los dá también la burguesía más carca.

cacho de pan dijo...

retorno: nunca la imaginación tuvo el poder, sino no estaríamos comiéndonos el planeta hasta su extinción definitiva.

Fafner dijo...

la imaginación nunca tuvo el poder. ni lo tendrá. cada día tengo más la sensación de que son conceptos irreconciliables. para botón de muestra, las últimas elecciones municipales y autonómicas en este país: absolutamente vacías de contenido y propuesta...