sábado, 24 de febrero de 2007

La España bravía, los "débiles" y la economía

Impresionante. Los machos bravíos de la España 8ª potencia mundial nos muestran un poquito de su pensamiento. Les recomiendo leer hasta el final, para no perderse su comparación entre la sociedad humana y la animal...

"Conviene recordar (...) que entre las personas que reciben el SMI
(Salario Mínimo Interprofesional) en España (más de cuatro millones
según algunas cifras), las personas peor pagadas y que sufren más el
desempleo son las mujeres, los jóvenes y, sobre todo, los
inmigrantes. En Cataluña, el paro declarado de los inmigrantes es el
doble que el de los autóctonos. El salario de las mujeres está cerca
del 20% por debajo del de los hombres, y casi siempre los contratos
temporales (ampliamente mayoritarios entre los jóvenes) están peor
pagados que los indefinidos. Pero los liberales dicen que la culpa es
precisamente del salario mínimo. Sin salario mínimo los empleadores
tendrían más incentivos para contratar. Leo en un texto de FAES (la
fundación uqe preside José María Aznar):
"El puercoespín es un animal
indefenso excepto por sus púas, el ciervo es vulnerable excepto por
su velocidad. En la economía también hay personas relativamente
débiles. Los discapacitados, los jóvenes, las minorías, los que no
tienen preparación, todos ellos son agentes económicos débiles. Pero
al igual que les ocurre a los seres en el mundo animal, ellos tienen
una ventaja sobre los demás: la capacidad de trabajar por sueldos más
bajos. Cuando el Gobierno les arrebata esa posibilidad fijando
sueldos mínimos obligatorios, es como si se le arrancaran las púas al
puercoespín. El resultado es el desempleo".

[...]
No podemos menos que recordar que entre el señor Francisco González,
presidente del BBVA, con un sueldo declarado cercano a 10 millones de
euros anuales (a los que cabría añadir incentivos plurianuales), y
los 40 euros diarios de los paquistaníes contratados por la empresa
Saman Memona -a su vez subcontratada por Sacyr-Vallehermoso- que
murieron hace unos días en las obras de la promoción Mediterráneo
Residencial de Bac de Roda, de Barcelona, hay cierta distancia.
[...]Es un comentario que, trazo grueso aparte, sirve para recordar
que la renta de un país no indica ni cómo se reparte, ni quién se
queda con la crema del sistema, ni quién lava los platos sucios del
mismo.
El salario mínimo, como su nombre indica, fija el techo de lo
considerado razonable para vivir a cuenta de un trabajo. [...] Si
presumimos de octava potencia mundial, no se entiende que mantengamos
uno de los salarios mínimos más bajos de la UE, a no ser que
entendamos que es esa precisamente la base esencial de nuestro
crecimiento: sol, ladrillo y sueldos de supervivencia."

Extracto del artículo de Joan SUBIRATS, "Pleno empleo, mínimo
salario, crítico bienestar", publicado en
"El País", 22.02.2007
Nota completa:
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Pleno/empleo/minimo/salario/critico/bienestar/elpepuespcat/20070222elpcat_6/Tes

2 comentarios:

cacho de pan dijo...

bienvenido al mundo blog!!!
y gracias por el link, haré lo propio...

Fafner dijo...

De nada, encantado de linkar con tu mundo de "¿verdades verdaderas?" (así, interrogativo), de imágenes y cotidianeidades poéticas